De crecimientos y precarizaciones – El sector agroexportador durante la pandemia

Autoría:

OCARU

Fecha de publicación

julio 19, 2021
Autora: Tamara Artacker

En el Ecuador, el sector agroexportador tiene un peso económico significativo. Después del petróleo, los productos más importantes de exportación son el banano, camarón, enlata- dos de pescado y cacao. Frente a la caída del precio de petróleo en los primeros meses del año 2020, durante la pandemia por COVID-19, el Estado resalta la importancia del sector agropecuario para contrarrestar la disminución de los ingresos petroleros. En consecuencia, promueve la profundización de la estrategia agroexportadora –bajo el slogan “El verdadero petróleo está en el agro”– basándose en un discurso que la legitima tanto como impulso in- dispensable para la economía, como aporte para la lucha contra la pobreza en sectores rurales y fuente de “desarrollo” y bienestar (Artacker 2020).

Aunque es notable la participación de la pequeña agricultura en los rubros agroexportadores, el sector también está marcado por profundas desigualdades estructurales, que en muchos casos se agravaron debido a los impactos de la pandemia (FIAN Ecuador et al. 2020). Eso levanta pregun- tas sobre los beneficiarios de un posible incremento de las exportaciones. ¿Se traducirán mayores ventas al exterior en ventajas y mayor bienestar para las y los pequeños agricultores involucrados en la producción de los commodities?

Además, mientras el Estado hace énfasis en la importancia del sector agroexportador para salir de la crisis y estabilizar la economía, durante los primeros meses del año 2020 varios sectores exportadores, como el bananero o el florícola, declaran estar sufriendo una crisis como resultado de los cierres de fronteras, las restricciones de movilidad y las medidas de confinamiento por la pandemia. En consecuencia, las exportadoras piden medidas a su favor para alivianar los impactos. Unos meses después, a finales del 2020, los medios de comuni- cación, los gremios de agroexportadores y el gobierno nacional celebran el buen desempeño del sector agroexportador durante todo el año.2 También esto genera preguntas: ¿cómo se conectan las alertas de crisis con un real incremento de las exportaciones, en retrospectiva?¿quiénes ganaron?

El presente documento analiza cuál ha sido la actuación del sector agroexportador entre ene- ro y noviembre del año 2020 y se pregunta por los beneficios e impactos del aumento de las exportaciones agrícolas. Se consideran los distintos actores en la cadena productiva, se eva- lúa cuáles han sido los actores beneficiados y, si se registró una mejora en la situación de las y los pequeños agricultores.

Alertas de crisis

Apenas a unas semanas de haberse iniciado el año 2020, el mundo se enteraba del apareci- miento del coronavirus y su acelerada expansión por China y Europa, dejando un panora- ma de mucha incertidumbre para las exportaciones ecuatorianas. En seguida, los sectores agroexportadores mostraban su preocupación por los problemas que empezaba a mostrar el mercado internacional. Si revisamos los medios de comunicación convencionales y las noti- cias que publicaron sobre el tema durante los primeros cuatro meses del año 2020, encontra- mos, justamente, un discurso de crisis y alerta.

Ya a finales de enero de 2020, frente al cierre del mercado chino, se alertó sobre los posibles impactos en precios y demanda de sectores como el petrolero o el camaronero.3 A la primera semana de febrero, los precios del camarón habían caído tanto que dueños de camaroneras declararon estar trabajando a pérdida, debido a la reducción de la demanda china.4

Así mismo, un mes después, productores de pitahaya reclamaron ayuda del Estado por estar al punto de quiebre – los precios se habían derrumbado debido al cierre del mercado chino y la falta de mercados alternativos.5

Entre febrero y marzo la pandemia produjo una falta de liquidez que afectó a sectores como el bananero, camaronero, cacaotero y florícola ya que se atrasaron los pagos. Esta situación impactó especialmente a las y los pequeños productores que no tienen los fondos económi- cos para poder seguir trabajando sin recibir sus ingresos de forma constante.6

A mediados de marzo, el sector floricultor comunicó una baja de ventas del 70% porque frente al cierre de fronteras, la paralización de actividades y las medidas de cuarentena en muchas regiones del mundo, una gran cantidad de los pedidos de flores a nivel internacional se había cancelado.7 Así mismo, los medios titulan “El cacao, en su peor crisis por el corona- virus”, debido a una caída constante de los precios internacionales por tonelada.8

Se nota, entonces, que todos los principales rubros de exportaciones agrícolas en esta repre- sentación se muestran afectados por las circunstancias de la pandemia y que el enfoque decobertura de los medios convencionales se basa en un discurso de crisis profunda. Al mismo tiempo no se aplica una mirada diferenciada hacia los diversos actores que conforman los ru- bros señalados y que viven las consecuencias de la pandemia y de los cambios en el comercio internacional de diferentes formas.

Por otro lado, analizando las agroexportaciones de los primeros seis meses del año en tér- minos estadísticos en retrospectiva, por lo menos las cifras se muestran menos catastróficas de lo que hubieran dejado esperar las alertas a inicios de la pandemia; muchos rubros incluso vivieron un auge en sus exportaciones.

Sin embargo, observamos que varios actores dentro de los diversos rubros exportadores alzan sus voces para señalar su situación precaria, lo que nos lleva a preguntarnos por la re- lación entre el aumento de las agroexportaciones y la mayor precarización y vulnerabilidad de las y los pequeños productores y las y los trabajadores rurales cuya labor sostiene las ex- portaciones.

Para acercarnos a una comprensión más profunda de estas complejidades, miraremos, primero, más a detalle el comportamiento de las exportaciones agropecuarias durante la pandemia, para después recoger algunos testimonios sobre la situación de las pequeñas uni- dades de producción insertas en las cadenas de agroexportación.

Quizá también te interese leer…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *