Cambios en consumo podrían perdurar tras pandemia, hogares suprimieron gastos suntuarios para enfocarse en alimentación y salud

Autoría:

Monitoreo de Noticias

Fecha de publicación

octubre 10, 2020

EL UNIVERSO

Boris Mesa realiza sus compras cada quincena. Hasta la primera de marzo pasado en su presupuesto constaban de $ 20 hasta $ 25 para sus «golosinas» (snacks, chocolates, cervezas y sodas), pero desde fines de ese mes -con la cuarentena por la pandemia del COVID-19- sus prioridades cambiaron y con ello sus hábitos de compra.

«Llevo siete meses sin comprar productos innecesarios, y al contrario, me enfoco más en los de primera necesidad, y parte de ese presupuesto lo utilizo para pagar 10 megas más que sumé a mi plan de internet en casa por las clases de mis hijos y mi teletrabajo», explica Mesa, un maestro de educación básica que decidió mantener sus nuevos hábitos de consumo, pese a la normalidad que ha recuperado en los últimos meses.

Y es que el fuerte impacto de la pandemia en el mundo ha generado no solo un impacto en la economía sino también en los consumidores.

Según datos de Nielsen Holdings plc, una compañía global de medición y análisis de datos de consumidores y mercados en el mundo, 6 de cada 10 latinos están ahorrando principalmente en el consumo fuera del hogar, priorizando un consumo más interno.

Su división en Ecuador, Nielsen Connect Ecuador, indica que considerando estas tendencias, dentro de la medición, el consumo en Ecuador de enero a junio de este año se contrajo el -19,5% comparado con el mismo periodo del año anterior.

Principalmente la contracción estuvo apalancada por un menor consumo de categorías de indulgencia como confites y bebidas no alcohólicas, dado que el consumidor priorizó la compra de alimentos como pastas, atún, salsas frías y productos de cuidado del hogar, como cloros y desinfectantes.

De igual manera a niveles de canales se ha visto ciertos cambios en los hábitos del consumidor durante la pandemia. Dentro del canal tradicional o de tiendas de barrio -en cuanto a formatos y precios- hubo varias tendencias que se destacaron durante estos periodos, principalmente por el incremento del consumo dentro del hogar.

Según Nielsen Connect Ecuador, en los últimos tres meses el consumidor prefirió formatos familiares, mientras que los formatos personales perdieron relevancia.

Por lo cual, los formatos con mayor desarrollo fueron aquellos con precios entre $ 0,50 y $ 1 y gramajes por encima de los 50 gramos que permitían tener un consumo compartido dentro de casa.

Por otro lado, dentro del canal moderno (supermercados), en abril y mayo, se observó un incremento en el gasto promedio por acto de compra, en febrero, por ejemplo, el gasto promedio de un consumidor era de $ 45, mientras que en abril llegó a $ 105.

Esta tendencia se marcó dado que el consumidor buscaba abastecerse de más productos en cada compra para tener una menor visita a los supermercados. Si bien a niveles de junio el gasto por acto de compra bajó a $ 58, aún se mantiene por encima de meses pre-COVID-19.

«Validando la tendencia por cada una de las categorías dentro de este canal se observa un incremento del gasto promedio en abril en cada una de ellas; sin embargo, antes el consumidor destinaba un mayor gasto en productos de cuidado personal, mientras que en abril el mayor gasto fue para alimentos», concluye el equipo de Nielsen Connect Ecuador.

En tanto, el e-commerce también tuvo un importante repunte en los hábitos de compra de los consumidores.

Danny Barbery, director académico de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES), indica que hubo un incremento en el consumo mensual que pasó del 19% al 40%.

«Dado que el consumo mensual es el consumo mínimo se puede deducir que existe el 21% de nuevos compradores», sostuvo Barbery, quien participó en el estudio de transacciones electrónicas en el Ecuador durante el COVID-19 realizado en conjunto entre la UEES y la Cámara Ecuatoriana de Comercio Electrónico (CECE).

Barbery anota que al igual que de manera presencial de forma online también existió un incremento de compras, al asegurar que en las encuestas realizadas para el estudio más de la mitad de las personas indicaron que aumentaron sus compras online, siendo el principal factor el no querer exponerse por temor al contagio.

«Este resultado se contrasta con los estudios de tendencias de comportamientos publicados por Euromonitor, en los que para el 2020 se pronosticaba, durante la pandemia, comportamientos humanos más aislados», refiere el experto, quien especifica que las categorías de productos más movidas en pandemia es la de alimentos y bebidas no alcohólicas (67%), junto con la de salud y medicinas (50%) y comidas preparadas (42%).

Pero, ¿los cambios en los hábitos de compra serán una tendencia que irá en aumento? Barbery explica que existe una predisposición a la continuidad en la compra, ya que el 32,40% de personas indican que seguirán comprando por internet y el 10,60% aumentará sus compras online.

Mientras, Nielsen Connect Ecuador concluye que por el contexto macro y social que se tendrá en los próximos meses es importante seguir de cerca la dinámica del mercado y de los nuevos hábitos que el consumidor irá generando. (I)

Fuente: https://www.eluniverso.com/noticias/2020/10/08/nota/8006959/habitos-compra-consumidores-pandemia-covid-19

Quizá también te interese leer…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *